Que necesitas encontrar?

LA LECTURA DE ''RINOCERONT'' SACUDIÓ NUESTRAS CONCIENCIAS

Publicado el 05 de Julio de 2018

Una renuncia del pensamiento único y una invitación a la resistencia.


El pasado lunes en el Teatro Goya, tres cientas personas disfrutaron con la lectura dramatizada de una de las obras más representativas del teatro del absurdo, ‘Rinoceront’, escrita por Eugène Ionesco en 1959 como crítica a la propagación y aceptación social del totalitarismo.



La obra denuncia el pensamiento único que impera también actualmente en las sociedades democráticas. La postverdad es un claro ejemplo de las consecuencias de esta uniformidad de ideas.



Jenny Beacraft ha dirigido esta pieza que transcurre en una ciudad donde, como efecto de una epidemia, todas las personas se transforman en rinocerontes. Todo el mundo acepta convertirse en este animal, excepto el protagonista.



El actor Arnau Marin dio vida a Berenguer, un hombre lleno de dudas, pero que resiste y lucha por los valores que han perdido el resto de personas que le rodean. Las actrices Marta Montiel y Èlia Corral y los actores Carles Gilabert, Carles Cruces y Pau Ferran son los personajes que aceptan sin más reflexión esta transformación y la realidad que les viene dada.



La acción ocupó diferentes espacios en el escenario, escenificando los diversos ámbitos donde se desarrolla la vida del protagonista: espacio lúdico, en el trabajo, en la casa de un amigo, en el núcleo familiar. La lectura termina con el monólogo de un Berenguer que invita a la resistencia y apela a la responsabilidad individual y colectiva.